En la actualidad, la mayoría de pisos cuentan con armarios empotrados en León en sus habitaciones, pero lo cierto es que hace algunos años, los que solían hacer la función de estos eran los clásicos de dos puertas que ocupaban un gran espacio.

Pero, ¿por qué ahora se llevan tanto los armarios empotrados en León? Pues bien, existen una serie de ventajas que hacen que estos sean mucho más funcionales que los ya antiguos armarios de dos puertas.

Como comentamos al principio, los clásicos armarios ocupan un espacio importante dentro de la habitación. Si a eso le sumamos que en muchas ocasiones la habitación cuenta con unas dimensiones reducidas, al final este tipo de armario termina convirtiéndose en un mueble nada funcional.

A diferencia de ellos, los empotrados, como su propio nombre indica, ya van incorporados en la pared, por lo que la habitación queda mucho más despejada y con sitio para otros muebles u objetos que quisieras poner.

Por otra parte, están los modelos de puertas que llevan ambos modelos respectivamente. Mientras que las de los armarios más tradicionales suelen ser las clásicas que cuentan con un tirador y se abren hacia fuera, las de los segundos normalmente son correderas.

Esto es algo que también juega a favor de las habitaciones muy pequeñas. Al abrir las puertas, estas terminan comiéndose mucho espacio del dormitorio. Sin embargo, las puertas correderas, al deslizarse simplemente para un lado, no ocupan absolutamente nada de espacio, lo que deja lugar para cualquier otro mueble u objeto que se quiera colocar.

Así que, si aun no tienes en casa armarios empotrados, ¿a qué esperas para instalarlos y disfrutar de todas las comodidades que estos ofrecen? En DFC Mobiliario estaremos encantados de atenderte y ofrecerte un presupuesto que se adecue a tus necesidades. Ponte ya en contacto con nosotros, ¡Te esperamos!